Claves para descongelar y limpiar el congelador

Cada vez que abres el congelador ¿Te encuentras con algo que lleva ahí meses y meses?, Generalmente esto le pasa a la mayoría de personas y siempre olvidan algo ahí para despues encontrarlo un año después. Pedir a los usuarios que organicen su congelador y revisarlo periódicamente es pedir mucho, sabemos que no tenemos todo el tiempo del mundo y que nuestro tiempo es muy valioso y no lo vamos a desperdiciar en organizar el congelador y revisar cada semana o mes a ver si tenemos algo olvidado. Sin embargo, la limpieza en el congelador si se debe de hacer de forma periódica. Y no estoy hablando de una vez al mes, sino mínimo una vez cada 4 o 5 meses y eso si debería de ser algo a tener en cuenta.

Así que antes de sacar todo del congelador y empezar a limpiar, nos queda responder a una gran pregunta:

¿Descongelar o no?

Para no entrar en detalles, aunque tu congelador tenga un sistema de autodescongelación, si lo vas a hacer bien, deberías de descongelarlo, así no perderás calidad y no gastarás mucha electricidad que ahora mismo estás gastando. Por lo que empecemos a descongelar tu congelador. Primero tienes que tomar esto en cuenta:

  • Apagar antes de descongelar, por el congelador en el 0 y desenchúfalo.
  • Vaciar el contenido. Saca toda la comida del congelador. Déjala en recipientes con hielo mientras descongelas y limpias el congelador.
  • Derretir el hielo. Deja abierta la puerta del congelador hasta que el hielo se derrita de forma natural (asegúrate de cubrir el suelo con periódicos que absorban el agua y el hielo fundido) y añade agua caliente para acelerar el proceso. Pon ollas de agua templada en la pila para derretir el hielo, o utiliza el aire caliente de un secador de pelo, pero siempre con mucha precaución. Cuando el hielo se derrita absórbelo con una esponja, papel de cocina o paños de limpieza.
  • Limpiar. Cuando no tenga hielo, empieza la limpieza de forma que no tengas que rascar ni utilizar ningún objeto punsante. Esto es MUY importante, tienes que ser cuidadoso con su limpieza, el uso de picahielos o cuchillos puede dañar tu congelador, también puedes dañar el sistema de autodescongelación, por lo que no es recomendable el uso de estos objetos. Limpia el interior con agua caliente y un paño humedo. Humedece y seca con un trapo limpio. Utiliza sosa absorbe los olores persistentes y elimina los residuos de los alimentos. Si es preciso, lava las baldas o cajones del congelador en agua templada con jabón. Sécalas a fondo antes de volver a colocarlas.
  • Conectar la energía. Cierra la puerta del congelador, enchufa y pon en marcha. Déjalo 15 minutos al menos antes de volver a colocar la comida.

Por último no uses jabón. No laves las paredes del congelador con agua jabonosa. El jabón es difícil de aclarar y los residuos de jabón pueden afectar al sabor de los alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *